27.8.09

Eva Peron: "Renuncio a los honores, no a la lucha"



Este es mi homenaje, conmemorando el llamado "Cabildo Abierto y Renunciamiento", protagonizado por la Sra. María Eva Duarte de Perón, para su pueblo "Evita", el 22 de agosto de 1951, en ocasión del histórico encuentro que quedó como un hito en la memoria colectiva.En el mismo se le ofrece a Eva Perón, la candidatura a Vicepresidente de la Nación, no aceptando ella y además pronunciando aquella frase, profunda y sincera, "Renuncio a los Honores, no a la Lucha".Honor, que el pueblo argentino le ofreciera la candidatura al lado de Perón, y Lucha, por el compromiso permanente al lado de las "mujeres, sus cabecitas negras y sus descamisados", pasando a la historia, como ella quería que la llamaran, "Simplemente Evita".




video



Un poco de historia
En las elecciones generales de 1951 fue la primera vez que las mujeres pudieron presentarse como candidatas. El movimiento obrero comprendió rápidamente que la candidatura de Evita al cargo de Vicepresidenta de la Nación, acompañando a Perón, significaba un fortalecimiento notable del sector sindical en el Gobierno peronista.En ese contexto el 22 de agosto de 1951 se produjo el Cabildo Abierto del Justicialismo convocado por la CGT. La reunión convocó a cientos de miles de trabajadores y trabajadoras en la esquina de Belgrano y 9 de Julio y constituyó un hecho histórico fuera de lo común.En su transcurso los sindicatos le pidieron a Evita que aceptara la candidatura a Vicepresidente. Tanto Perón como Evita tomaron sucesivamente la palabra para sugerir que los cargos no eran importantes y que ya Evita ocupaba un lugar superior en la consideración de la población.En un notable diálogo con la multitud, Eva Perón parecía vacilar y pidió cuatro días para pensar. La multitud gritó reiteradamente "No" y propuso una huelga general. Evita volvió a insistir varias veces, incluso llorando. Finalmente volvió a pedir dos horas, diciendo: "Yo siempre haré lo que diga el Pueblo".La multitud entendió esas palabras como un compromiso de Eva Perón de aceptar la candidatura y se retiró. Sin embargo, nueve días después, Eva habló por radio para informar que había decidido renunciar a la candidatura. Ese momento es recordado por los simpatizantes del peronismo como Día del Renunciamiento.La deteriorada salud de Eva Perón resultó a la postre un factor determinante del fracaso de su candidatura a Vicepresidenta. Sin embargo, ello no impidió que la propuesta de la CGT pusiera en evidencia las luchas internas al peronismo y en la sociedad, ante la eventualidad de que una mujer apoyada por los sindicatos pudiera ser elegida vicepresidenta y eventualmente incluso presidenta de la Nación. Un mes después se produjo el primer intento de golpe de estado contra Perón dirigido por el General Benjamín Menéndez.En las elecciones que se llevaron a cabo el 11 de noviembre de 1951 Evita había sido operada seis días antes y debió votar en su cama del hospital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario